cuidar dinero - ¿Sabes cómo empezar a cuidar tu dinero?

Está claro que cuidar de las finanzas personales no es nada fácil, puedes tener muchos gastos y nada de ahorro, gastar todo el límite de tu tarjeta de crédito o bien dejar de pagarla, no hacer los pagos de un crédito personal, etc.

Para cuando apenas vas teniendo la edad para manejarte financieramente, es importante realizar la apertura de cuenta bancaria, ya sea física o digital, y este es uno de los hábitos que puedes adoptar y será uno de los mejores que te puedan suceder en toda tu vida, pues no hay mejor consciencia que saber administrar tu dinero y entender para qué sirve una cuenta bancaria.

Cuando aprendes a gestionar tus ingresos se refleja en tu bolsillo y podrás ver cómo empiezas a ahorrar para cumplir X meta.

Empezar a guardar dinero no es cosa fácil, seguramente tendrás muchos gastos, pero lo recomendable es abrir una cuenta bancaria. Actualmente existen varias tarjetas de débito en el mercado, así que puedes consultar cuál es el saldo mínimo requerido para abrir una cuenta de ahorro, entender para qué sirve una cuenta bancaria y de paso investigar en ciertos bancos pues hay algunos que, no tienen un mínimo para este tipo de cuentas.

Ahora, cómo puedes empezar a dividir tu dinero.

  • Los ingresos que generes guárdalos en esa cuenta
  • Destina una parte para ahorrar, por ejemplo, el 10% de tus ingresos mensuales y que te ayudará a comprar algo o bien irte de viaje.
  • Considera también un fondo para emergencias, nunca está de más tener un dinerito guardado por cualquier cosa.
  • Decide un monto para cubrir necesidades básicas como alimentos, vivienda y vestimenta.
  • Deja un poco de dinero para el entretenimiento, ya sea el cine, algún concierto, cena, parque de diversiones, etc.

Lo ideal sería que pudieras tener una cuenta bancaria para cada tipo de gasto, pero puedes concentrar en una sola todo, esto te ayudará a gastar de manera inteligente, además te puedes apoyar de diversas apps de gestión del dinero donde registras cada ingreso así como cada gasto realizado.

No es tan difícil poner orden a tus finanzas, solo se trata de ver cuál es la manera en que te funciona.